Corea

Corea del Norte disparó tres misiles balísticos

Además Corea del Norte está confinamiento total por su primer brote de coronavirus, con casi 190.000 aislados

Corea del Norte disparó tres misiles balísticos, informaron fuentes militares surcoreanas, dos días después de la asunción del nuevo presidente, Yoon Suk-yeol, con una posición frente a Pyongyang más hostil que la de su predecesor.

“Nuestros militares detectaron hacia las 18.29 locales tres misiles balísticos de corto alcance lanzados desde la zona de Sunan, en Pyongyang”, sostuvo el jefe del Estado Mayor conjunto de Corea del Sur, quien agregó que los misiles “estaban orientados hacia el mar de Japón”, informó la agencia de noticias AFP.

El Ministerio de Defensa de Japón también confirmó el lanzamiento y los servicios de vigilancia de las costas emitieron una advertencia a los barcos.

Desde el inicio del año, Corea del Norte aumentó considerablemente sus pruebas y lanzamientos de misiles llegando, con este último, al decimosexto test armamentístico.

En este contexto, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tiene previsto visitar este mes Japón y Corea del Sur, con la situación en Corea del Norte como uno de los temas centrales a abordar en su visita.

El país asiático se autoimpuso una moratoria en los ensayos de armas nucleares y de largo alcance en medio de un acercamiento diplomático entre Kim y el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, que colapsó en 2019 y está paralizado desde entonces.

Pyongyang realizó seis ensayos de armas nucleares desde 2006. El último y más potente fue en 2017 con una bomba de hidrógeno de 250 kilotones.

Pero la vecina Corea del Sur tiene una mayor capacidad de armamento convencional y Yoon solicitó que se desplieguen más medios militares estadounidenses. Además, en 2021, Seúl probó misiles supersónicos, lanzados desde un submarino.

Hasta ahora, las negociaciones para convencer a Kim Jong-un de que abandone las armas nucleares fueron infructuosas.

Durante cinco años, el presidente surcoreano Moon Jae-in llevó a cabo una política de diálogo con Pyongyang, pero según su sucesor, este enfoque “servil” fue un claro fracaso.

Algunos analistas coincidieron que Kim Jong-un, al realiar esta serie de pruebas, no estaría abierto al diálogo con el nuevo Gobierno.

Confinamiento total por su primer brote de coronavirus

Corea del Norte anunció su primer muerto por covid-19 y señaló que 187.800 personas se encuentran “aisladas y tratadas” a partir de la expansión a nivel nacional del primer brote de coronavirus, tras mantener durante más de dos años la dudosa afirmación de que estaba libre de la pandemia.

“Una fiebre cuya causa no ha podido ser identificada se ha expandido de forma explosiva por toda la nación desde finales de abril, con 18.000 casos, y hasta ahora 187.800 personas están aisladas y tratadas”, precisó la agencia oficial de noticias KCNA.

“El medio norcoreano también informó del deceso de seis de estos pacientes, uno de ellos diagnosticado positivo para la subvariante BA.2 de ómicron del coronavirus”, consignó la agencia de noticias AFP.

El aislado país comunista con armamento nuclear confirmó así “su primer brote de covid-19” y desplegó “un sistema de prevención epidémica de emergencia máxima”, después de que varios enfermos con fiebre en Pyongyang dieran positivo de la variante ómicron.

El brote podría tener graves consecuencias en la población no solo porque Corea del Norte es un país muy pobre y tiene un sistema de salud deficiente, sino además porque la mayoría de sus 26 millones de habitantes no están vacunados contra el coronavirus.

La televisión estatal mostró al líder norcoreano, Kim Jong-un, llevando tapabocas por primera vez en público, al encabezar una reunión de emergencia tras el anuncio de los primeros casos de covid-19 y ordenó confinamientos por todo el país en un intento de contener la propagación.

En el encuentro, Kim “llamó a todas las ciudades y municipios del país a confinar cuidadosamente sus zonas”, apuntó KCNA.

“Fábricas, negocios y hogares deben ser cerrados y reorganizados para bloquear impecablemente la extensión del malicioso virus”, añadió, consignó la agencia de noticias AFP.

Kim también aseguró: “Debido al alto nivel de conciencia política de la población  superaremos con toda seguridad la emergencia y tendremos éxito con el plan de cuarentena de urgencia”.

KCNA indicó, el último viernes, que Kim visitó las oficinas del departamento de emergencia de prevención epidémica y “supo de la extensión nacional del covid-19”.

“Es el reto más importante y las tareas más supremas de nuestro Partido revertir la inmediata crisis de salud pública en una fecha temprana”, advirtió KCNA.

Corea del Norte rechazó ofertas de vacunas anticovid de la Organización Mundial de la Salud (OMS), China y Rusia.

Hasta hoy, con el primer caso, la empobrecida nación no había admitido ningún caso de coronavirus y había impuesto desde comienzos de 2020 un estricto bloqueo con el exterior que hundió su economía y el comercio.

A su alrededor tiene países como Corea del Sur o China que experimentaron fuertes brotes de covid-19 impulsados por la altamente contagiosa variante ómicron.

“Como camarada, vecino y amigo, China está dispuesto a brindar todo su apoyo y ayuda a Corea del Norte en su lucha contra la epidemia”, aseguró el vocero de la Cancillería de Beijing, Zhao Lijian.

Durante toda la pandemia, Corea del Norte se había vanagloriado de su habilidad para mantener el virus fuera de sus fronteras. 

En un desfile militar en 2020, Kim agradeció efusivamente a los ciudadanos y los militares los esfuerzos realizados.