Crece el negocio de los eSports en América Latina

MasterCard, Adidas, Burger King, Puma, Movistar, Intel y Microsoft apuestan a esta maquinaria que no deja de expandirse en la región.

México, Brasil y Argentina son los tres mercados más importantes en los eSports de Latino América, tanto a nivel audiencia como profesional, y ya dejaron de ser un nicho de mercado solo para jóvenes jugadores que se entretenían jugando en línea desde su casa.

Con el correr de los años se transformó en una maquinaria real, con crecimiento a nivel mundial y en la que existen oportunidades de inversión por parte de marcas de diferentes rubros y famosos deportistas que incursionan en el mundo gamer.

Los 2.700 millones de jugadores que se estima existen en el mundo explican el interés de las principales marcas por este mercado que no para de crecer y mueve millones.

En 2020, los ingresos mundiales generados por la industria de los eSports ascendieron a unos US$ 947 millones, cifra que se estima supere los 1.600 millones en 2024.

En América Latina, firmas como MasterCard, Adidas, Burger King, Puma, Movistar, Intel y Microsoft, apuestan a esta maquinaria que no deja de expandirse por los diferentes países

La industria del gaming y los eSports es cada vez más tentadora para las marcas que buscan diversificar su inversión en marketing, en su mayoría fintech y empresas tecnológicas.

El CEO y fundador de Furious Gaming, Gonzalo García, explicó que “ni bien comenzó la pandemia tuvimos un crecimiento en las interacciones del 40%, claramente porque las personas empezaron a pasar más tiempo en la casa y comenzaron a consumir gaming/eSports como canal de entretenimiento”.

“Las marcas están apuntando a un contenido más sano, publicidades no forzadas y más orgánicas; el formato clásico de publicidades de radio, TV y vía pública no es compatible con el mercado gaming”, agregó Francisco Robin, COO y socio de la empresa.

En Juniper Research calculan que los deportes electrónicos moverán US$ 3.500 millones en anuncios y derechos de retransmisión hacia 2025; y un crecimiento de 70% en los próximos cuatro años.

Por eso no sorprende que el mercado de patrocinadores se extienda más allá del rubro tecnológico: Coca-Cola, Toyota, Gillette, Red Bull, T-Mobile, Monster, Toyota o Audi son algunas de las marcas que ya desembolsan cientos de miles de dólares para aparecer en eventos y patrocinando equipos.

Pero el negocio del eSports no solo llegó al mundo del marketing como nuevo canal de acceso al público de interés, famosos deportistas también desembarcaron en el planeta gaming.

Paulo Dybala, jugador de fútbol en la Juventus de Italia y de la Selección Argentina, es socio del equipo de eSports argentino Furious Gaming; y otros equipos y organizaciones se relacionan con el tenista Diego “Peque” Schwartzman, el ex basquetbolista Fabricio Oberto, y los exfutbolistas Juan Sebastián Verón y Sergio “Kun” Agüero.

“Los deportistas se ven reflejados porque las competencias de eSports tiene mucho de similitud con el deporte tradicional, cuenta con mucha preparación previa –desde lo psicológico, pasando por la conducta alimenticia, hasta en lo físico-. Hay muchas horas de entrenamiento detrás de estos equipos de eSports”, concluyó García.

 

En el mundo

La consultora especializada en videojuegos Newzoo reveló en un reporte reciente que la industria de los eSports a nivel mundial alcanzó en 2021 más de 728 millones de espectadores y recaudó aproximadamente US$ 1.084 millones, cifras que representarían un crecimiento del 14,5 % respecto a 2020.

En el caso de Latinoamérica, según cifras del medio especializado Esports Bar, esta actividad alcanzaría los 70 millones de espectadores locales para 2022.

Este crecimiento se debe a que cada vez más personas de la región cuentan con acceso a internet, ya que, gracias a otro estudio de Newzoo, se señala que actualmente existen 438 millones de latinos cuentan con conexión, de los cuales más de 253 son gamers.

Contrariamente a lo que sucedió en otras industrias, la pandemia fue un acelerador del consumo de este sector, debido a que en los primeros meses del 2021 el mercado de los videojuegos aumentó un 19% sus ganancias respecto al año anterior, de tal manera que este entretenimiento sumó más de US$ 174.000 millones, de los cuales US$ 6.800 millones son generados por América Latina.

En Juniper Research calculan que los deportes electrónicos moverán US$ 3.500 millones en anuncios y derechos de retransmisión hacia 2025; y un crecimiento de 70% en los próximos cuatro años.