Inflación_Interanual

Estados Unidos: la inflación interanual fue del 8,3% en abril 

La cifra interanual se moderó ligeramente situándose en dos décimas menos que el índice precedente de marzo.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) en los Estados Unidos registró una tasa interanual del 8,3% en abril, anunció la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) dependiente del Departamento del Trabajo.

La cifra se moderó ligeramente situándose en dos décimas menos que el índice precedente de marzo, aunque superó las expectativas de los economistas y continúa siendo un número sin precedentes desde abril de 1981 durante la presidencia de Ronald Reagan.

Los números son seguidos de cerca, ya que una mayor presión de los precios podría motivar que la Reserva Federal (FED) vuelva a subir la tasa de interés, que con los incrementos de marzo y mayo pasó a estar entre 0,75 y 1%.

Pese a la continuidad del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, que impactó en los precios de los alimentos y la energía en el mundo, la suba de precios de consumo se ubicó en 0,3% mensual,  un porcentaje que no se registraba en más de medio año.

Los principales contribuyentes del dato inflacionario fueron el alojamiento (+5,1% anual), los alimentos, los pasajes de avión (+33,3%) y los autos cero kilómetro (+13,2%).

En el caso de los alimentos, los valores subieron 0,9% mensual y 9,4% interanual, es decir, por encima del promedio general y con un récord no visto desde abril de 1981.

Por su parte, el componente energético, tras registrar una fuerte escalada de 11% mensual en marzo, cayó 2,7% en abril (impulsado por un descenso de 6,1% en la gasolina); aunque acumula un alza de 30,3% anual y podría volver a registrar un incremento en mayo tras nuevos récords en los valores de la nafta.

Si se tiene en cuenta únicamente la inflación subyacente o núcleo -que excluye a los precios de los alimentos y de la energía-, la misma marcó un 6,2% anual.

Inflacion_USA

No obstante, la cifra mensual de la inflación núcleo fue tres décimas superior (0,6%) a la del mes anterior, ya que a las subas señaladas se sumaron otras en salud, recreación y muebles para hogar; en tanto cayeron los valores de la indumentaria, comunicaciones y autos usados.

En todos los casos, las cifras fueron mayores a las previstas por los analistas, según la agencia Bloomberg, ya que la cifra mensual, tanto la general (0,3%) como la núcleo (0,6%) fueron superiores a las pronosticadas de 0,4% y 0,2%, respectivamente, mientras que se esperaba una cifra anualizada de 8,1% en lugar de 8,3%.

De acuerdo con diversos economistas, tras alcanzar su pico en marzo, se espera que la inflación continúe su moderación aunque existen dudas de que el índice regrese -en el corto plazo- a la meta tradicional de la FED del 2% anual, ya que, pese a las subas de las tasas, la persistente demanda en los servicios y las cuarentenas en China (que pueden obstaculizar aún más a las cadenas de suministro), pueden continuar presionando a los precios.

“El pico de la inflación puede estar detrás de nosotros, pero el dato de hoy puede apuntar a un muy largo y lento descenso o, incluso, puede sugerir un amesetamiento alrededor del 8%”, advirtió el economista Robert Frick a Bloomberg.

La inflación mayorista interanual fue de 11% en abril

Los precios mayoristas pagados por los productores en los Estados Unidos registraron una suba de 11% anual en abril, moderándose ligeramente frente al alza de 11,5% del mes anterior, según informó la Oficina de Estadísticas del Departamento del Trabajo en Washington.

La suba interanual del índice de Precios al Productor (IPP) continúa cerca de los mayores de toda la serie histórica que comenzó en noviembre de 2010 y, por sexto mes consecutivo, superó el 9%; mientras que la cifra mensual fue del 0,5%, un retroceso frente al 1,6% récord de marzo.

Los resultados superaron las expectativas de los economistas, quienes estimaban un IPP del 10,7% anual, aunque coincidieron en la previsión del dato mensual, según publicó la agencia Bloomberg.

Como referencia, hace tan solo un año atrás, cuando comenzaba la escalada en los precios, la inflación mayorista en los Estados Unidos fue de 6,2% anual -en ese entonces, un récord- y 0,6% mensual.

En el índice mayorista de este mes, los bienes fueron nuevamente los grandes impulsores del mismo, al registrar un aumento de 1,3% mensual, mientras que los servicios se mantuvieron sin mayores cambios.

“Liderando los bienes finales, se encuentran los vehículos automotores que avanzaron un 0,8%, mientras que los índices para el combustible diésel, huevos de gallina, combustible para avión, energía eléctrica y gas natural residencial también registraron subas”, detalló el Departamento del Trabajo en un comunicado.

Al igual que en el índice minorista, la nafta -uno de los componentes con mayores incrementos de precios en el último año- cayó 3,2%, mientras que la energía en general subió 1,7% respecto al 6,4% de marzo.

Sin embargo, el alivio en los combustibles podría no durar mucho tiempo pues el promedio nacional del gallón (3,7 litros) de gasolina alcanzó un nuevo récord histórico en Estados Unidos al situarse en US$ 4,418, según informó la Asociación Estadounidense del Automóvil (AAA, por sus siglas en inglés).

El índice mayorista, junto con la inflación minorista, muestran que, si bien la inflación en Estados Unidos pudo llegar a un pico, la misma continua alta y podría motivar a la FED a endurecer aún más su política monetaria, tras disponer subas en sus tasas de interés de 25 y 50 puntos porcentuales en marzo y mayo, respectivamente.

Los datos del índice mayorista sugieran que aún faltan filtrar más subas de precios a los consumidores, una situación que podría agravarse frente a mayores complicaciones en las cadenas de suministro por la guerra entre Ucrania y Rusia, y las cuarentenas en China.