Heard_Depp

Heard describió a Depp como “un hombre violento y adicto a las drogas”

Amber Heard declaró en el juicio por difamación que le inició su ex esposo por 50 millones de dólares.

Amber Heard describió a su ex esposo, Johnny Depp, como “un hombre violento y adicto a las drogas”, al subirse al estrado en los tribunales de FairFax, en Virginia, para testificar en el juicio por difamación que le entabló el actor de Piratas del Caribe por la suma de 50 millones de dólares a partir de una nota de opinión que escribió en el 2018 en The Washington Post.

Heard declaró que Depp abusó físicamente de ella: desde una bofetada por reírse de un tatuaje cuya letra era ilegible hasta amenazas con matarla durante una discusión que ambos tuvieron en un yate cuando viajaban a las Bahamas. 

Desde el pasado 11 de abril se lleva a cabo el tormentoso juicio por difamación entre Depp-Heard, quienes se divorciaron en 2016. 

Tras varias negociaciones, la actriz retiró la orden de alejamiento a principios de 2017 y emitió un comunicado en el que se desmentían tales acusaciones: “Nunca hubo ninguna intención de daño físico o emocional”, señaló.

Aunque la relación mejoró, en 2018 The Washington Post publicó un artículo en el que la actriz se reconoció como “una figura pública que representa el abuso doméstico”. 

No hizo falta decir más ni nombrar al actor para que Depp fuese cancelado de todas la grandes producciones, entre otras, anulándose el contrato en Piratas del Caribe, la saga exitosa.

Tras varias semanas en las que solo testificó Depp, ahora le llegó el turno a Heard. “Estoy aquí porque mi marido me denunció por un artículo que escribí”, así comenzó el relató de la actriz.

A lo largo de su declaración -que duró más de tres horas-, Heard describió varios episodios en los que describió a Depp como “un hombre violento, incapaz de controlar su agresividad y con serios problemas de adicción a las drogas”.

El relato que más impresión causó a la Audiencia fue el del viaje a las Bahamas que hicieron juntos -justo antes de que Depp vendiera su yate- donde mantuvieron una discusión acalorada por los problemas del actor con el alcohol y las drogas. 

Según Heard, Depp le recriminó que hablase de la adicción que tenía con sus hijos, quienes los acompañaron en su viaje.

“Entonces él me agarró por el cuello, me sostuvo por un segundo y me dijo que podría matarme y que yo era una vergüenza”, indicó Heard, justo en uno de los momentos previos antes de romper a llorar. 

Mientras tanto, el actor se mantuvo impasible con también un traje gris, quien evitó a toda costa mantener contacto visual con la actriz.

La relación comenzó en 2012 pero recién se casaron en 2015. Sin embargo, su “mágico” matrimonio -tal como lo definió la propia Heard- solo duró 15 meses. 

Poco después comenzaron los golpes cuando ella se burló de uno de los tatuajes del actor.  “Le pregunté qué ponía, él me dijo que ‘Wino’, y me abofeteó en la cara tres veces, mientras me decía: ‘¿Crees que es divertido, perra?”, reveló Heard.

Según la actriz, a partir de este primer abuso físico y verbal, se produjeron otros episodios más violentos, en los cuales muchos el protagonista de Piratas del Caribe se encontraba bajo los efectos de los estupefacientes. 

“Él procedió a hacer una búsqueda en la cavidad vaginal. Estaba buscando sus drogas, su cocaína”, señaló entre lágrimas en una noche en la que Depp le arrancó la ropa y abusó de ella sexualmente.

Una psicóloga confirmó varios abusos sexuales

La doctora Dawn Hughes, psicóloga clínica y forense, sostuvo que Depp penetró a Heard “con los dedos más de una vez y que, en un momento, hasta lo hizo con una botella de licor”.

“Hay indicios, como mencioné antes, de la agresión sexual y el abuso sexual, y cómo lo hacía, cuando estaba enojado y cuando estaba borracho; en su mayoría era una ira alimentada por las drogas y el alcohol cuando la arrojaba en la cama y trataba de tener sexo con ella”, precisó Hughes.

“Entonces, ya sabes, si él no podía actuar, se enojaba más con ella y la culpaba. Tenemos esta dinámica de culparla por su incapacidad para asumir la responsabilidad de su comportamiento”, agregó.

Y continuó: “Los terapeutas de Heard estaban muy preocupados por su seguridad”, puntualizó.

Hughes reveló -basándose en las notas de los terapeutas de Heard- que “hubo momentos en que Depp la obligó a darle sexo oral cuando él estaba enojado. Estos no fueron momentos de amor; fueron momentos de enojo, momentos de dominio, momentos de él tratando de controlarla”, puntualizó.

Una vez, después de que Depp acusó a Heard de coquetear con alguien durante una salida en Hicksville, Nueva York, “el señor Depp realizó una ‘búsqueda de cavidades’ y aparentemente estaba buscando drogas y consideró aceptable arrancarle el camisón y meterle los dedos en en la vagina para buscar cocaína porque pensó que tal vez la estaba escondiendo allí”, detalló.

“Hubo otro incidente en las Bahamas donde, cuando se enojó, tomó sus dedos y los metió en su vagina y la movió violentamente contra el armario”, siguió la psicóloga. 

Y añadió: “Y, por supuesto, el incidente en Australia, uno de los casos más graves de violencia sexual que la señora Heard tuvo que soportar, cuando él la golpeaba, la asfixiaba y le decía: ‘Voy a matarte. Te odio’. Agarró una botella que estaba en la barra y la penetró con esa botella”.

Por último, Hughes -de acuerdo con sus conversaciones con Heard- contó: “Durante el traumático episodio ella experimentó una disociación de su cuerpo, durante la cual solo podía pensar ‘Oh, Dios, espero que no sea la botella que está rota’. Hasta ese punto llegó la agresión”, sentenció.

Desde el lado de Depp negaron todos estos hechos

Cuando el abogado de Heard, Ben Rottenborn, en sus declaraciones iniciales, mencionó las acusaciones de agresión sexual junto con otras formas de abuso doméstico que experimentó, un portavoz de Depp negó la acusación, calificándola de “ficticia y con el propósito de impactar a Hollywood”.

Pero en sus intervenciones el abogado Rottenborn insistió en que Heard “sufrió violencia sexual a manos de Depp”, y le advirtió al jurado que escucharían “en los términos más gráficos y horribles sobre la violencia que sufrió. Escucharán eso directamente de ella. Ella subirá al estrado y ella se los dirá”, insistió.

Y fue así que Heard en las últimas horas contó todo esto, luego de que declarara la psicóloga Hughes y lo anticipara su abogado Rottenborn.

Depp está demandando a Heard por difamación por un artículo de opinión de 2018 que escribió para The Washington Post sobre cómo sobrevivir a la violencia doméstica, aunque nunca mencionó a Depp por su nombre en el artículo. 

El actor de Piratas del Caribe presentó originalmente la demanda de USD 50 millones en marzo de 2019.

Depp aseguró bajo juramento que nunca golpeó a Heard ni a ninguna mujer, y declaró que su objetivo es “la verdad”, mientras busca “limpiar” su nombre en el juicio, el cual es  televisado en vivo a través de varios medios y trajo la atención global por el alto perfil de ambos actores.

Por su parte, Heard -antes del juicio- manifestó: “Espero que cuando concluya este caso, pueda seguir adelante y también Johnny. Siempre he mantenido un amor por Johnny y me causa un gran dolor tener que vivir los detalles de nuestra vida pasada juntos frente al mundo”.

Depp, quien en noviembre de 2020 perdió un caso de demanda por difamación en Reino Unido contra el tabloide británico The Sun por llamarlo “golpeador de esposas”, donde Heard testificó para respaldar las afirmaciones, terminó de declarar la semana pasada.

El actor en todo momento recalcó que la víctima real era él y que Heard llegó a partirle un dedo en una de sus discusiones, el cual tuvo que ser reconstruido, tras golpearlo con una botella de vodka. 

La respuesta de la actriz fue una contrademanda en la que alegó que Depp impulsó una campaña de difamación en su contra y le reclama 100 millones de dólares en compensación.