Saratoga_Cuba

Al menos 31 personas murieron en la explosión del Hotel Saratoga

El desperfecto se produjo en un depósito de gas en el legendario Hotel Saratoga, situado en pleno centro de La Habana Vieja.

Un total de 31 personas murieron hasta hoy en Cuba por la explosión accidental en el emblemático hotel Saratoga de cinco estrellas de La Habana, que estaba cerrado desde hacía dos años por la pandemia de coronavirus y se preparaba para reabrir al público el 10 de mayo, informó el Ministerio de Salud Pública (Minsap).

“Hasta ahora 85 personas resultaron lesionadas, de ellas 24 se encuentran hospitalizadas, 30 pacientes recibieron el alta médica y 31 fallecieron”, detalló el Minsap en una nota publicada en su página de internet.

En su balance anterior, había informado de 30 fallecidos, pero brigadas de bomberos y rescatistas continuaban el domingo la búsqueda de cuerpos bajo los escombros de la edificación ubicada en La Habana Vieja.

“Hasta que no se encuentren no creo que se vaya a parar esas labores”, precisó el alcalde de La Habana Vieja, Alexis Acosta, según consignó la agencia AFP.

El funcionario explicó: “En el sótano y en el subsótano es donde estaban los principales servicios de aseguramiento al hotel, incluido el almacén, las heladeras, oficinas y el lavadero”.

“Además la gran cantidad de escombro generada por la explosión ha complicado poder acceder a todos los espacios”, agregó.

Según el Minsap, entre los 31 fallecidos hay cuatro niños y adolescentes, una embarazada y una turista española de 29 años, cuyo esposo también resultó herido durante la explosión que destruyó parcialmente al hotel de lujo, que estaba siendo refaccionado para reabrir sus puertas mañana.

Entre los 24 hospitalizados, tres se reportan en estado crítico, uno grave y otro de cuidado.

“Todo indica que la explosión fue provocada por un accidente”, aseguró la Oficina Presidencial de Cuba.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, visitó el lugar de la explosión y el hospital Hermanos Ameijeras, adonde fueron enviadas varias víctimas, según imágenes compartidas por la Oficina Presidencial en Twitter.

“No fue una bomba ni un ataque, es un accidente lamentable”, sostuvo el mandatario tras visitar el lugar de la explosión.

Solidaridad mundial

A los múltiples mensajes de condolencia y solidaridad que recibió Cuba desde que se produjo el accidente el viernes, se sumaron hoy uno del papa Francisco y otro del Rey de España, Felipe VI, y de su esposa, la reina Letizia.

“Recemos también por las víctimas de la explosión ocurrida en un gran hotel de la capital de #Cuba, La Habana. Que Cristo Resucitado les guíe a la casa del Padre y done consuelo a los familiares”, señaló el Papa en su mensaje, reproducido en Twitter por la Cancillería cubana.

“Unidos al dolor del pueblo amigo cubano, mostramos apoyo y solidaridad a las familias de los fallecidos y los mejores deseos de recuperación para los heridos”, manifestaron por su parte los monarcas españoles en otro mensaje, divulgado por medios locales.

El emblemático hotel de cinco estrellas estaba cerrado desde hacía dos años por la pandemia de coronavirus y se preparaba para reabrir al público mañana. Sus primeros cuatro pisos resultaron destruidos.

Según informó el Ministerio del Turismo de Cuba, en el momento en que se produjo la explosión, probablemente debido a una fuga de gas, se encontraban en el hotel 51 trabajadores.

El Saratoga, un edificio construido en 1880 y transformado en hotel en 1993, era conocido por haber alojado a varias celebridades en los últimos años, entre ellas el británico  Mick Jagger, y las estadounidenses Beyoncé y Madonna, entre otras.

El edificio, ubicado a pasos del Capitolio, fue construido a fines del siglo XIX y, ya para la década de 1930, era uno de los hoteles destacados de la ciudad.

El Hotel Saratoga, que antes se ubicaba en la calle Monte, fue trasladado a este edificio en la calle Prado hacia 1933.

Y antes de ser destruido por la explosión del viernes, la fachada del hotel conservaba algunas de las características originales, tales como las rejas, las celosías de madera, escaleras de mármol y columnas.