Policía_Actores

Insólito error policial, confundieron actores con ladrones

Policías despistados: recibieron una denuncia, se confundieron y terminaron en medio de una obra de teatro apuntándole al director y los actores.

La Policía de la provincia argentina de Córdoba recibió una denuncia, irrumpió el sábado por lo noche por error en medio de una obra de teatro en Chalet Hereje y terminó apuntando al director Andrés Brarda y los actores de la obra “El Juego, cuando el terror supera a la ficción”, en un episodio insólito ocurrido en la ciudad turística de Villa María.

La fuerza de seguridad habría recibido la denuncia de un vecino que confundió lo que estaba ocurriendo en un centro cultural con un robo.

El episodio ocurrió el sábado a la noche en Chalet Hereje, ubicado sobre la calle Lisandro de la Torre 288, donde se lleva a cabo la obra “El Juego, cuando el terror supera a la ficción”, dirigida por Andrés Brarda.

“Cuando el terror supera la ficción. Así es el título de la obra y hoy fue literal. Nos comimos un atropello por una denuncia equivocada”, empezó el relato de Brarda a través de su cuenta de Instagram.

Y continuó: “Revólveres con linternas me apuntaron pidiéndome explicaciones sobre el hecho artístico que estaba aconteciendo. Felicito al equipo que pudo sobrellevar este mal trago con muchísimo oficio. La Policía pidió disculpas, pero fue aterrador lo que sucedió en un espacio cultural”, destacó.

Luego, en diálogo con El Diario de Córdoba, Brarda amplió lo que sucedió con más detalles. “En ese momento, se me pasaron mil cosas por la cabeza. Cuatro policías, entre ellos una mujer, irrumpieron en el teatro, me llevaron contra la pared y me apuntaron con el arma en la cabeza”, contó.

“Ayer (por el sábado) teníamos previsto una doble función, a las 22 y a la medianoche. Se trata de teatro interactivo, donde se abordaba la problemática del bullying, a través del género del terror, por lo que, tanto los actores como las personas del público necesitábamos estar parados”, explicó.

Brarda además indicó: “Precisamente por lo que se propone en la obra, el chalet quedó a oscuras y la gente empezó a entrar iluminándose con los celulares”. 

“De pronto pudimos ver que, desde afuera, se nos alumbraba con linternas, hasta que llamaron a la puerta principal del chalet y fue entonces que entraron los cuatro policías me arrinconaron contra una pared y, apuntándome con el arma en la cabeza me decían a toda voz: ‘¿Qué están haciendo?, ¿Qué están haciendo?’”, señaló.

Varios minutos después, Brarda aseguró: “Los policías se dieron cuenta de que allí estábamos artistas y público, participando de una obra de teatro. Entonces, pidieron disculpas y se fueron”, sentenció.

Comunicado policial

La Unidad Departamental de la Policía emitió un comunicado aclarando lo sucedido en el insólito episodio ocurrido el sábado pasado, cuando efectivos policiales iniciaron un procedimiento en el Chalet Hereje pensando que se trataba de un ilícito, cuando en realidad se estaba desarrollando una obra de teatro de terror.

“Siendo aproximadamente las 22.30 horas del día sábado pasado, personal policial de esta Departamental se constituyó en la intersección de calles San Juan y Lisandro de la Torre, en donde un vecino, mediante un llamado a la línea de emergencia 101, alertó que había observado que cuatro sujetos con linternas habían ingresado al lugar, con aparentes intenciones de robo”, empezó el comunicado.

“Una vez constituido el personal policial y observando que la edificación permanecía a oscuras y con sus ventanales cubiertos con empapelado, procedieron bajo los protocolos y tomando todos los resguardos para estos casos, a los fines de poder realizar la constatación del delito flagrante y con las medidas de protección y seguridad respectivas”, agregó.

Y siguió: “Accionar ante el cual salió desde el interior del lugar un hombre de 37 años de edad, quien se identificó como director de una obra de teatro (Andrés Brarda), en modalidad interactiva, que se estaba llevando a cabo (“El juego”), y por tratarse de género de terror es que se había acondicionado y ambientado el lugar de esa manera”.

“Esta versión pudo ser seguidamente constatada con la presencia de diferentes actores y personas asistentes en calidad de espectadores que se encontraban en el interior; por lo que quedó descartada la alerta inicial y se desactivaron los protocolos de actuación de manera inmediata”, concluyó el comunicado.