Rusia no descartó un despliegue militar en Cuba y Venezuela

La advertencia obedece a la postura de Estados Unidos y la OTAN en relación a la crisis con Ucrania.

Rusia advirtió que no descarta algún tipo de despliegue militar en Cuba y Venezuela si Estados Unidos insiste en desoír sus exigencias de que la vecina Ucrania no ingrese a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), algo que considera una amenaza a su seguridad.

Las declaraciones llegaron en medio de una disputa entre las dos potencias por la intención de Kiev de sumarse a la alianza atlántica y el rechazo de la OTAN, que es liderada por Washington, a la demanda de Moscú de vetar la adhesión ucraniana.

Lea también: Estados Unidos y la OTAN discutieron con Rusia sobre la situación de Ucrania

 

Rusia adujo que el ingreso de Ucrania a la OTAN la dejaría rodeada de enemigos y abriría la puerta a que la alianza despliegue armas ofensivas en suelo ucraniano, en concreto misiles que podrían llegar a Moscú en cuestión de minutos.

En los últimos meses, Rusia acumuló decenas de miles de tropas en su frontera con Kiev, lo que motivó llamados de Estados Unidos y de la OTAN a retirarlas por temor a que Moscú planeara invadir Ucrania, una intención que el Kremlin niega rotundamente.

En ese contexto, Estados Unidos y Rusia iniciaron esta semana negociaciones en Ginebra acordadas entre los presidentes Joe Biden y Vladimir Putin, respectivamente, pero que no lograron reducir la brecha entre las demandas de uno y otro lado.

El vicecanciller ruso, Serguei Riabkov, que lideró la delegación de su país en Suiza, señaló: “No confirmaría ni excluiría la posibilidad de que podamos enviar elementos militares a Cuba y Venezuela si las conversaciones fracasan y aumenta la presión de Estados Unidos sobre Rusia”.

“Todo depende de la acción de nuestros homólogos estadounidenses”, aseguró Riabkov al ser consultado sobre cuales podrían ser las medidas técnico-militares que tomaría el Kremlin si Washington aumenta su presión.

“La negativa de Estados Unidos y sus aliados a considerar la demanda clave rusa de garantías contra la expansión de la alianza a Ucrania y otras exrepúblicas soviéticas dificulta la discusión que Washington dice que estar listo a dar”, agregó.

Y completó: “Estados Unidos quiere conducir el diálogo hacia algunos elementos de la situación de seguridad para aliviar las tensiones y luego continuar el proceso de desarrollo geopolítico y militar de los nuevos territorios, acercándose a Moscú. No tenemos adónde retirarnos”, expresó, parafraseando a Putin.

Por su parte, el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, destacó que hubo “algunos elementos y matices positivos” en las conversaciones, aunque las calificó de “infructuosas” debido a los marcados desacuerdos sobre las demandas clave de Rusia.

“Las conversaciones se iniciaron para recibir respuestas específicas a temas principales concretos que se plantearon, y quedaron desacuerdos sobre esos temas principales, lo cual es malo”, reveló.

 

La respuesta de Estados Unidos y Ucrania

Michael Carpenter, representante de Estados Unidos en la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), dejó en claro que no se lograron avances en la distensión de las tensiones en la reunión del jueves.

“El tamborileo de la guerra suena fuerte y la retórica se ha vuelto bastante estridente”, subrayó Carpenter.

Asimismo, el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, afirmó -a través de un comunicado en su página web- que su país “también continuará trabajando activamente con sus socios para implementar un paquete integral para disuadir a Rusia de una nueva ola de guerra en Europa, que ya ha comenzado”.

Sin embargo, otras figuras políticas que se pronunciaron con respecto a una posible escalada militar.

Zbigniew Rau, ministro de Relaciones Exteriores de Polonia, pronosticó que “parece que el riesgo de guerra en el área de la OSCE (conformada por Rusia, Ucrania, Estados Unidos y algunas naciones europeas) es ahora mayor que nunca en los últimos 30 años”.

Estos intercambios de posiciones se dieron después de que Rusia movilizara 100.000 soldados y que colocara equipos militares a lo largo de su frontera con Ucrania, al tiempo de que emitiera una serie de demandas de seguridad que la OTAN manifestó que son imposibles de cumplir, como retirar las tropas de los miembros orientales de la alianza y bloquear cualquier solicitud de membresía del régimen de Kiev.

Lea también: Putin multiplicó las advertencias por las maniobras de Estados Unidos y la OTAN

 

Ucrania denunció un ciberataque “masivo” contra webs del Gobierno

Numerosos sitios de internet del Gobierno de Ucrania fueron blanco hoy de un ciberataque, denunciaron las autoridades que aseguraron que no se produjeron daños importantes, un incidente que se produce en medio de fuertes tensiones entre Kiev y Moscú.

“Como resultado de un ataque masivo, sitios web de ministerios y un cierto número de otras agencias gubernamentales están temporalmente fuera de servicio”, indicó el portavoz de la diplomacia ucraniana.

Las páginas web de varios ministerios, entre ellos el de Relaciones Exteriores y el de Situaciones de Emergencia, eran inaccesibles hoy por la mañana.

Ucrania y sus aliados occidentales acusan repetidamente a Moscú de perpetrar ataques informáticos contra sus sitios e infraestructuras, algo que Rusia niega.

“Ucranianos, tengan miedo y prepárense para lo peor. Todos sus datos personales se han hecho públicos”, rezaba un mensaje acompañado de varios logotipos, entre ellos una bandera ucraniana tachada.