Ecuador

Prohibido olvidar: sobornos y obras inconclusas siguen sin respuesta

Luego del Caso Sobornos, las irregularidades en la reconstrucción de Manabí se convirtió en un caso insignia. Se acerca la …

Luego del Caso Sobornos, las irregularidades en la reconstrucción de Manabí se convirtió en un caso insignia.

Se acerca la segunda vuelta electoral y con ello la necesidad de que los ecuatorianos decidan quién será el nuevo presidente del país: la disputa está entre el empresario Guillermo Lasso, y Andrés Arauz, delfín del expresidente Rafael Correa.

Los votantes tienen la oportunidad de elegir entre un nuevo gobierno o la continuación de la corrupción; esto luego de que se conociera que el correísmo se mantiene bajo investigación por al menos 20 casos que involucran, sobornos, tráfico de influencias, hasta lavado de activos.

El exmandatario es investigado por temas como la reconstrucción de Manabí, la muerte de Froilán Jiménez ocurrida el 30 de septiembre de 2010, irregularidades en el uso de aviones presidenciales y en la construcción de la Refinería del Pacífico, la metida de mano a la justicia, caso Angostura, la renegociación de la deuda pública, entre otras.

Un reportaje de Primicias revela que dentro de las 34 investigaciones que involucran a Rafael Correa, la mayoría es por presuntos delitos de peculado y tráfico de influencias. Los dos delitos representan el 53% de las investigaciones.

De las 34 investigaciones, solo 11 pueden ser juzgadas en ausencia. Es decir, aunque Correa no regrese al país podría ser sentenciado. Se trata de 10 casos por peculado y uno más por cohecho.

El escándalo de los sobornos “Arroz Verde”, el primero de muchos

Correa, quien es el principal “auspiciante” de Arauz, fue condenado a 8 años de cárcel tras conocerse los vínculos de la constructora Odebrecht y otras compañías, con funcionarios de su partido Alianza País, quiénes recibieron fondos millonarios para campaña electorales a cambio de favores y favoritismos en la adjudicación de contratos públicos.

Todo surgió con un correo electrónico que incluía un documento adjunto titulado ‘Receta de Arroz Verde 502′, enviado a la exasesora de Correa Pamela Martínez.

La pesquisa abarcaba los supuestos delitos de cohecho, delincuencia organizada, tráfico de influencias y lavado de activos.

El documento titulado Receta de Arroz Verde 502, detallaba presuntos varios aportes al movimiento Alianza País por empresas multinacionales como la constructora Norberto Odebrecht, SK Engineering & Construction, Sinohydro Corporation, Grupo Azul, Telconet; y China International Water & Electric Corp-CWE.

En total, la suma de las aportaciones voluntarias de las multinacionales ascendería a 11,6 millones de dólares, aunque la proyección total pudo ser de 14,1 millones. La finalidad de los aportes, según el reportaje de a Fundación Mil Hojas, eran apoyar la campaña electoral del binomio Correa-Glas.

Por el momento Correa solo tiene una sentencia confirmada, que es la del caso Sobornos. Pero de llegar a concretarse las demás investigaciones previas podría acumular otras penas.

La reconstrucción de Manabí que no se dio

Luego del Caso Sobornos, las irregularidades en la reconstrucción de Manabí  se convirtió en un caso insignia de la Fiscalía General del Estado.

La indagación fiscal por el manejo de los recursos de la reconstrucción por el terremoto de Manabí y Esmeraldas, en abril del 2016, alcanzó al ex vicepresidente de la República, Jorge Glas Espinel, quien paga dos condenas por delincuencia organizada en el Caso Odebrecht y cohecho, por el Caso Sobornos.

La Fiscalía General lo involucró en la investigación por presunta delincuencia organizada en el manejo de los fondos de la reconstrucción. El ex vicepresidente fue presidente del estatal comité de reconstrucción, por orden del entonces presidente Rafael Correa.

La investigación involucra una larga lista que llega a 584 obras y proyectos, que según las indagaciones no han sido auditadas ni en precio, en la forma en que fueron adjudicadas y si finalmente fueron realizadas.

De acuerdo con el portal La Historia hay 60 contratistas declarados incumplidos y unas pérdidas por recuperar de 12 millones de dólares. Todo esto mientras todavía hay damnificados que años después, siguen viviendo en endebles estructuras de palos y zinc.