buenos aires

Argentina: la mascarilla dejó de ser obligatoria en Capital

La medida incluye todos los espacios interiores, entre ellos el transporte público, las oficinas y las escuelas.

El uso de la mascarilla en espacios cerrados dejó de ser obligatorio en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires, debido al “descenso sistemático” de los casos de coronavirus en este distrito, informaron fuentes oficiales.

En una rueda de prensa, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, explicó que esta medida incluye todos los espacios interiores, entre ellos el transporte público, las oficinas y las escuelas.

“Seguimos recomendando el uso del barbijo en interiores mal ventilados, donde uno está mucho tiempo, pero por supuesto que las personas tendrán la autonomía para decidir, sobre todo aquellos que necesitan dejarlo o que verdaderamente les altera su uso cotidiano”, aseguró Quirós.

“Al pasar de obligatorio a recomendado, lo que nosotros decimos es que sería deseable que todos, sobre todo cuando entran en lugares cerrados mientras completamos el período invernal, sigamos usando el barbijo”, agregó.

El funcionario señaló que la cuarta ola de contagios “está completando su recorrido” en la ciudad, con un número de casos y muertes “muy por debajo” de olas anteriores, debido a los altos porcentajes de vacunación en la capital, ya que un 95 % de los porteños cuenta con las dos dosis de la vacuna.

“Estamos transitando una pandemia de tres olas, donde la primera es de casos, la segunda es de internaciones y la tercera es de gravedad y fallecidos. Esa etapa de la pandemia ya ha terminado y ahora estamos en una transición en la que aparecen olas periódicas, pero la gravedad es mucho menor”, aseveró.

La Ciudad sigue vacunando

Además, el Gobierno capitalino completó prácticamente el primer refuerzo y a quienes cumplieron con el intervalo mínimo de 120 días les está ofreciendo turnos para vacunarse con el segundo refuerzo.

En octubre del 2021 las autoridades capitalinas eliminaron el uso obligatorio del tapaboca al aire libre en Buenos Aires, que casi a diario recibe por motivos laborales a cientos de miles de personas que habitan en su cinturón urbano.

A mediados de marzo dispusieron que su uso fuera optativo para los alumnos de todos los niveles de las escuelas.

Desde el impacto de la pandemia en marzo de 2020 se registraron en la capital algo más de un millón de casos de covid-19 y 13.121 personas fallecieron a causa de la enfermedad.

En otras provincias de Argentina el uso de la mascarillas se flexibilizó según las circunstancias epidemiológicas.

En Buenos Aires, la más poblada, las autoridades aconsejaron hace tres semanas volver a emplearlo en espacios cerrados luego de que desde abril eliminaron su uso obligatorio en lugares de trabajo y escuelas.

A nivel nacional, los contagios por el coronavirus ascienden a más de nueve millones. En tanto, cerca de 129.000 personas fallecieron.