Google compra un edificio en Manhattan por 2.100 millones de dólares

El gigante de internet protagonizaría, así, la mayor operación inmobiliaria en Estados Unidos desde que empezó la pandemia por el coronavirus.

Google, una organización subsidiaria de la multinacional americana Alphabet Inc, anunció que planea adquirir un edificio histórico de Nueva York, ubicado cerca de sus actuales oficinas de Chelsea, por 2.100 millones de dólares, en lo que sería el mayor negocio inmobiliario desde que comenzó la pandemia.

Se trata de la St. John’s Terminal, una antigua terminal de mercancías inaugurada en los años 30 del siglo XX junto a lo que hoy es el parque del High Line, que está siendo renovada como un espacio comercial y sostenible de 120.000 metros cuadrados y 12 plantas de altura.

La empresa indicó -en un comunicado- que planea ejercer una opción de compra y que, a mitad de 2023, abrirá este nuevo edificio con el objetivo de convertirlo en el centro de su nuevo campus en el barrio de Hudson Square, donde establecerá sus equipos de ventas y colaboraciones.

Actualmente Google, la página web más popular del mundo y el motor de búsqueda más utilizado a nivel mundial, tiene en alquiler el espacio en construcción, que “neutralizará el 100 % de su (emisión de) carbono y respaldará las ambiciosas metas” climáticas de la firma, y además está desarrollando otras oficinas en un muelle cercano, el Pier 57, que estarán finalizadas para el 2022.

Google tiene 12.000 empleados en Nueva York, que es su mayor centro después de la sede californiana, y con esta ampliación de oficinas prevé añadir otros 2.000 “en los próximos años”.

Sin embargo, la compañía pospuso el retorno presencial de sus trabajadores hasta el 2022. “A medida que Google avanza hacia un método de trabajo híbrido y más flexible, reunirnos en persona para colaborar y crear comunidad seguirá siendo una parte importante de nuestro futuro. Por eso seguimos invirtiendo en oficinas por todo el mundo”, explicó su jefa financiera, Ruth Porat.

El anuncio llega a una ciudad muy golpeada por la pandemia y con la mayoría de las oficinas aún en gran parte vacías.

La gobernadora del estado de Nueva York, Kathy Hochul, consideró el acuerdo de compra inmobiliario como una “prueba de la que la economía se está recuperando”; mientras que el alcalde, Bill de Blasio, sostuvo en una rueda de prensa virtual que la inversión de Google permitirá a la ciudad ser una “líder global en tecnología”.