¡México arde!

“López Obrador me quiere meter a la cárcel”, denunció Ricardo Anaya

El líder opositor por el Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, denunció ser víctima de una “persecución política” y que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, también conocido como AMLO, “quiere meterlo a la cárcel”, tras ser acusado de pertenecer a una asociación delictiva formada por políticos de alto nivel y de recibir sobornos de 6.8 millones de pesos (unos 340.000 dólares) entre 2013 y 2014.

“Con la novedad de que López Obrador me quiere meter a la cárcel, con el testimonio de dos testigos balines, o sea, López Obrador me quiere fregar a la mala, le estorbo para sus planes de sucesión en 2024, no quiere que yo sea candidato”, aseguró Anaya, en un video que publicó en su cuenta de Twitter.

“Yo sé que me trae en la mira, hace un mes tenían todo listo para empezar el proceso en mi contra, de hecho lo publicaron. Si a mí me quiere fregar, por los dichos de un delincuente, que es un corrupto y mentiroso, y a sus hermanos no les hace nada, cuando ellos sí recibieron dinero”, agregó el abogado, politólogo, sociólogo y docente mexicano nacido hace 42 años en la ciudad Naucalpan de Juárez.

A los hermanos del presidente a los que Anaya hizo referencia son Pío y Martín Jesús López Obrador, quienes, en distintos momentos de 2015, fueron grabados recibiendo dinero en efectivo de parte de David León, un operador del gobierno del sureño estado de Chiapas, quien se volvió funcionario federal. Pero por estos hechos, los familiares del presidente fueron exhonerados por la justicia.

Pero Anaya no es el único político de élite que está en la mira de la Fiscalía de México (FGR), ya que en la misma posición están el ex presidente Enrique Peña Nieto y su  secretario de Hacienda, Luis Videgaray, entre otros funcionarios, quienes fueron acusados de conformar una asociación delictiva que presuntamente canalizó casi 100 millones de pesos mexicanos (poco más de 5.000.000 de dólares) en sobornos a legisladores mexicanos para aprobar la llamada Reforma Energética entre 2013 y 2014.

Además de Peña Nieto y Videgaray fueron acusados los ex senadores y actuales gobernadores de los estados de Querétaro y Tamaulipas, Francisco Domínguez y Francisco Javier Cabeza de Vaca, respectivamente; José Luis Lavalle Maury, ex senador; y los ex legisladores Ernesto Javier Cordero Arroyo y Salvador Vega Casillas y Ricardo Anaya Cortes.

Anaya, entonces diputado, cobraría importancia en 2018 al ser presentado como candidato a la presidencia de México por el conservador Partido Acción Nacional (PAN). En la contienda, Anaya terminaría en segundo lugar detrás del presidente de México y líder del Partido Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien hoy es su principal enemigo.